Barra de Navegación
Barra de Navegación

Mejora la comunicación clínica-paciente con la e-receta

La receta electrónica privada es una herramienta que contribuye a mejorar la calidad de la atención médica por multiples factores.
La e-receta mejora la comunicación clínica-paciente
1 de noviembre de 2023

Una buena comunicación de tu clínica con el paciente es esencial para brindar una atención médica de calidad. La falta de comunicación puede dar lugar a problemas de comprensión y experiencias negativas tanto en tus pacientes como en tu personal médico.

En este artículo, examinaremos la importancia de mantener una buena comunicación con el paciente, y tomaremos como ejemplo una herramienta que contribuye a mejorar esta relación en la sanidad privada: la receta electrónica privada.

La importancia de una buena relación con el paciente

La relación médico-paciente es esencial para ofrecer una atención médica de calidad. Representa el núcleo de la medicina, permitiendo que los individuos satisfagan sus necesidades de salud y que los médicos cumplan con su deber principal: cuidar y tratar a quienes confían en ellos.

Para que esta relación sea positiva, es fundamental que exista una buena comunicación entre la clínica y el paciente. Esta habilidad permite a los profesionales de la salud entender las necesidades y preocupaciones de los pacientes, lo que conduce a diagnósticos más precisos y planes de tratamiento más efectivos.

La digitalización en el ámbito de la salud ha revolucionado la comunicación con los pacientes, impulsando la transformación digital de los profesionales de la salud. Esto se ha convertido en un requisito esencial para ofrecer atención médica de calidad, ya que cada vez más clínicas optan por este enfoque avanzado.

Esta evolución digital se ha apoyado en diversas herramientas, como las consultas virtuales, el acceso a registros médicos en formato digital y la emisión de recetas electrónicas, entre otras. Si estás interesado en la digitalización de tu clínica, puedes explorar más sobre el tema en la sección de «Transformación Digital para Clínicas«. Pero si deseas seguir descubriendo cómo la receta electrónica privada mejora la comunicación con el paciente, ¡sigue leyendo!

La e-receta como herramienta vital en la comunicación con el paciente

La e-receta es una herramienta que facilita la comunicación entre todas las partes involucradas en el proceso de prescripción y dispensación de medicamentos. Proporciona una serie de cualidades que contribuyen a mejorar la experiencia del cliente:

Claridad: La e-receta es fácil de leer, lo que reduce los errores de interpretación en comparación con las recetas en papel. Esto fortalece el vínculo comunicativo entre médico y paciente, ya que este comprende claramente cuál es su tratamiento.

Accesibilidad: La e-receta es de fácil acceso para todas las partes implicadas, lo que mejora la comunicación con otros profesionales de la salud y contribuye a una atención médica más coordinada y efectiva.

Comodidad: La e-receta elimina la necesidad de llevar consigo una receta en papel, ya que se puede tener de forma digital. Esto agiliza la comunicación con el personal médico y facilita un canal de comunicación entre el farmacéutico y el médico para una atención más coordinada y eficiente

Seguimiento: A través de la e-receta, los pacientes pueden recibir recordatorios electrónicos para tomar sus medicamentos, lo que mejora la adherencia al tratamiento y reduce la necesidad de visitas médicas adicionales, promoviendo una comunicación más efectiva.

En resumen, la receta electrónica marca un avance significativo hacia una comunicación más efectiva. Esto es algo que toda clínica debería buscar para brindar una atención médica de mayor calidad y, como resultado, ofrecer una experiencia del paciente más satisfactoria.

¿Deseas fortalecer la relación con tus pacientes? ¡Continúa leyendo! Porque te presentaremos la herramienta que te permitirá implementar un sistema de receta electrónica privada en tu clínica.

REMPe como medio para mejorar la comunicación entre clínicas y pacientes

REMPe, la plataforma de receta electrónica privada homologada por la Organización Médica Colegial de España, se ha convertido en una herramienta esencial para mejorar la comunicación entre clínicas y pacientes en el ámbito de la atención médica privada.

A través de la emisión de tratamientos con medicamentos y productos sanitarios, así como la dispensación de medicamentos en las farmacias, esta innovadora plataforma ha revolucionado la forma en que médicos, farmacéuticos y pacientes se relacionan y colaboran.

La comunicación con el paciente mediante REMPe

La eficacia de REMPe en la mejora de la comunicación es evidente desde el momento en que se inicia el proceso de prescripción. Los médicos pueden generar recetas electrónicas, que los pacientes pueden acceder de tres maneras distintas: a través del correo electrónico, la app de REMPe para pacientes o en formato papel, brindando flexibilidad y comodidad. Además, la digitalización permite que los pacientes reciban recordatorios automáticos para retirar sus medicamentos en la farmacia, lo que es especialmente valioso en tratamientos crónicos.

Pero la comunicación no se limita solo al paciente. REMPe también crea un canal de comunicación efectiva entre médicos y farmacéuticos, lo que facilita el intercambio de información sobre cualquier anomalía en el tratamiento o la resolución de dudas en el proceso de dispensación. Esta colaboración estrecha entre profesionales de la salud es esencial para garantizar una atención médica de calidad.

Por último, REMPe ofrece un equipo de soporte disponible para resolver cualquier duda relacionada con el proceso de prescripción y dispensación. Tanto clínicas como pacientes cuentan con este respaldo en caso de imprevistos. Por lo que si buscas un sistema de prescripción que mejore la comunicación con el paciente, ¡REMPe es la elección ideal! ¿Quieres solicitar el alta de forma gratuita?

Te puede interesar

homologacion rempehomologacion 2 rempe

Homologada por la Organización Médica Colegial de España

Superada una auditoría siguiendo los requerimientos exigidos en las guías y protocolos aprobados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos.